El contenido contextualizado es el rey

Durante años el contenido era el rey en Internet. Proporcionarle un buen contenido a tus usuarios propiciaba el mantenerles enganchados a tu página por unos cuantos buenos minutos, asegurarte que volvían en unos días, conseguir algunos enlaces a tu web y darle un empuje extra a su posicionamiento en buscadores.